Repensar la educación a partir de la experiencia de Google

La idea de aprendizaje continuo o permanente nos invita a reflexionar acerca de qué aprendemos, pero también de qué manera se hace. Una pedagogía disruptiva entiende que es necesario habilitar nuevos entornos y también nuevas prácticas asociadas al aprendizaje. Tratar de entender cómo se aprende y se trabaja en otros espacios que no son los educativos, nos sirve como inspiración y como invitación a intentar trasladar estas experiencias a las aulas. En diálogo con Ignacio Zuccarino, director creativo en Google, encontramos que muchas de las prácticas de esta empresa pueden pensarse también para una pedagogía disruptiva.

Algunas ideas que destacamos a partir de la charla:

Arriesgarse a cambiar el ritmo de aprendizaje: una marea de información en la que nos sentimos perdidos. Como una gran ola que hay que aprender a surfear. “Es tanta la información que no lográs hacer pie”.

Combinar formaciones más informales sin perder de vista la importancia del aprendizaje formal de contenidos y disciplinas. La formación es constante, se comparte información todo el tiempo de manera informal. A la vez, se suma la exigencia de capacitarse y dar examen “como en la escuela”.

Animarse a flexibilizar los tiempos y los espacios: en Google, el 20% del tiempo de trabajo es para que desarrolles una iniciativa propia. ¿Y si en educación los alumnos tuvieran un margen de autonomía para diseñar los planes de estudio o las evaluaciones?
Adecuar los espacios a la enseñanza, no todo se aprende dentro de esas cuatro paredes en determinados horarios. Aprovechar la tecnología para aprender en cualquier lugar.

Compartir información: alentar la comunicación entre pares, la producción y la colaboración en detrimento del individualismo y la competencia. Si los líderes de Google dan charlas motivadoras ¿porque un docente disruptivo no podría ser también un motivador para sus alumnos?

Finalmente, la idea de laboratorio. Que las aulas acepten el error no como fracaso sino como parte fundamental del aprendizaje y del conocimiento. En Google “se están desarrollando 100 proyectos a la vez sabiendo que 95 van a fallar pero sirven igual”.

Y una joyita: la importancia de la horizontalidad. Clases que sean diálogos: “Si se verticaliza, la innovación no llega nunca a instancias definitorias”. Vale también para la educación.

Los invitamos a escuchar el audio completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s